Entradas

¿Anarquía o totalitarismo?

"Los límites del subjetivismo están a la vista: aceptar incondicionalmente el relativismo, tanto en el ámbito de la religión como en lo referente a las cuestiones morales, lleva a la destrucción de la sociedad. El aumento progresivo del racionalismo lleva a la destrucción de la razón misma, instaurándose la anarquía: al convertirse cada individuo en una isla de incomunicabilidad, las reglas fundamentales de convivencia desaparecen. Si compete a las mayorías definir las reglas morales, una mayoría podrá imponer mañana reglas contrarias a las de ayer. Hemos vivido ya la experiencia del totalitarismo, en el que es el poder quien fija autoritariamente las reglas morales. De este modo, el relativismo total desemboca en la anarquía o en el totalitarismo. " (...)

"Siempre he sido escéptico respecto del concepto de progreso. Naturalmente, se da un progreso en el número de conocimientos, en la ciencia y en la técnica. Pero estos progresos no implican necesariamente un progreso …

Hoy

"Pronto nos encontraremos en un mundo en el que un hombre puede ser abucheado por decir que dos y dos son cuatro, en el cual se levantarán gritos furiosos contra cualquiera que diga que las vacas tienen cuernos, en el que la gente perseguirá la herejía de llamar triángulo, a una figura de tres lados, y ahorcar a un hombre por enloquecer a una multitud con la noticia de que la hierba es verde."

G.K.C.

"On Modern Controversy" published in the Illustrated London News on August 14th, 1926.

Diferencias

No es cierto que un credo una a los hombres. No, una diferencia de credos une a los hombres mientras sea una diferencia clara. Una frontera une. Muchos magnánimos musulmanes y caballerosos cruzados debieron estar más cerca unos de otros, porque ambos eran dogmáticos, que dos agnósticos desamparados en un banco de una capilla "Yo digo que Dios es Uno" y "Yo digo que Dios es Uno y Tres" es el principio de una buena amistad masculina pendenciera. Pero nuestra época convertirá esos credos en tendencias. Dirá al trinitario que siga la multiplicidad como tal (porque ese es su temperamento) y aparecerá más tarde con trescientas treinta y tres personas en la Trinidad. Mientras tanto convertirá al musulmán en monista: una trágica decadencia intelectual. obligará a esa persona previamente saludable no solo a admitir que hay un Dios, sino que no hay nadie más (...) ambos aparecerán de nuevo, el cristiano como politeísta y el musulmán como panegoísta, ambos bastantes fur…

Opinión, razón y democracia

Imagen
"Una cosa puede ser blanca o negra, blanquinegra, gris, pero no al mismo  tiempo totalmente blanca y totalmente negra."
     Actualmente se ha extendido una versión que me parece errónea de la relación entre la capacidad de argumentación y la igualdad democrática. Se da por supuesto que cada cual tiene derecho a sus propias opiniones y que intentar buscar la verdad (no la tuya ni la mía) es una pretensión dogmática casi totalitaria. En el fondo, no hay planteamiento más antidemocrático que este. La democracia se basa en el supuesto de que hoy no hay hombres que nazcan para mandar ni otros para obedecer, sino que todos nacemos con la capacidad de pensar y por tanto con el derecho político de intervenir en la gestión de la comunidad de la que formamos parte. Pero para que los ciudadanos puedan ser politicamente iguales es imprescindible en cambio que no todas sus opiniones lo sean. debe haber algún medio de jerarquizar las ideas en la sociedad no jerarquica, potenciando la más …

Al infinito y más allá

"Un catálogo de biblioteca, como he dicho antes, es un ejemplo de lista práctica porque los libros de una biblioteca son finitos en número. Una excepción, por supuesto, sería el catálogo de una biblioteca infinita. ¿Cuántos libros hay en la Biblioteca de Babel que Borges describe con tanta fantasía? Una de las propiedades de la biblioteca de Borges es que contiene libros que contienen todas las combinaciones posibles de veinticinco signos ortográficos, de modo que no podemos imaginar ninguna combinación de caracteres que la biblioteca no previera. En 1622, Paul Guldin, en Problema arithmeticum de rerum combinationibus, calculó cuántas palabras podrían haberse producido con las treinta y tres letras del alfabeto que estaba en uso en ese momento. Las combinó de dos en dos, de tres en tres, y así sucesivamente, hasta que llegó a palabras de veintitrés letras, sin tener en cuenta las repeticiones y sin preocuparse por si las palabras que podían generarse tenían sentido o eran ya pron…

El hombre sin ideas

La intolerancia puede definirse, aproximadamente, como la del hombre que carece de opiniones. La intolerancia es la resistencia con la que recibe las ideas definidas una masa de gente cuyas ideas resultan indefinidas en extremo. La intolerancia podría considerarse como el horrible pánico de los indiferentes. Este pánico de los indiferentes es, en realidad, algo terrible; algo que ha generado persecuciones monstruosas y duraderas. En este sentido, nunca fue la gente muy consciente la que se dedicó a perseguir; la gente muy consciente nunca fue lo bastante numerosa. Quienes llenaron el mundo de fuego y de opresión fueron aquellos a los que no les importaba nada. Fueron las manos de los indiferentes las que prendieron las teas; fueron las manos de los indiferentes las que accionaron el potro de tortura. Ha habido algunas persecuciones surgidas del dolor de una certeza apasionada, pero esas no produjeron intolerancia, sino fanatismo, algo muy distinto y en cierto sentido admirable.

La into…